Warning: The website is not able to handle more than 15 connections at a time. Please do not have groups larger than 15 submit content at one time.

If you would like to help improve the site, please send an email to webmaster@chnm.gmu.edu with the number of connections, browser type and version, OS type and version, and the exact URL you were trying to access when the issue began.

Sources

Roosevelt Speech (Spanish)

Head Note: President Franklin D. Roosevelt gave this speech on August 14, 1935 when he signed the Social Security Act.

Hoy, una esperanza de muchos años se lleva en gran parte a cabo. La civilización de los pasados cien años, con sus cambios industriales espantantes, ha tendido a hacer la vida insegura. Los jóvenes han llegado a preguntarse cuál sería su futuro cuando lleguen a la vejez. El hombre que tenga trabajo se pregunta cuánto tiempo durará.

Esta medida de Seguridad Social les da cuando menos un poco de protección a los 30 millones de nuestros ciudadanos que se llevarán los beneficios directos por medio de la remuneración en casos de desempleo, las pensiones para la vejez y los servicios adicionales para la protección de los niños y la prevención de la enfermedad.

Nunca podemos asegurar cien por ciento de la población contra cien por ciento de los riesgos y las vicisitudes de la vida, pero hemos tratado de crear una ley que dé cierta medida de protección al ciudadano promedio y a su familia contra el desempleo y la vejez gravada por la pobreza.

Esta ley también representa una piedra angular de una estructura que se está contruyendo mas no está completa. Es una estructura que se contruye para disminuir la fuerza de las posibles depresiones futuras. Servirá para proteger a las administraciones futuras contra la necesidad de endeudarse mucho para proveer socorro a los que lo necesiten. . . . Es, en fin, una ley que atenderá a las necesidades humanas y, a la vez, le dará a los Estados Unidos una estructura económica muchísimo más segura.

Si el Senado y la Cámara de Representantes en esta larga y difícil sesión no hubieran hecho más que adoptar esta ley, la sesión siempre se hubiera reconocida como histórica.

Source: August 14, 1935, excerpt from President Franklin D. Roosevelt’s speech, Washington, D.C.